Un holograma para el rey – Dave Eggers

1
2601

Un holograma para el rey - Dave EggersEn un mundo globalizado y carente de referentes de ningún tipo, es difícil permanecer estable y cuerdo; y quizá es aún más difícil mostrar en una narración esa sensación de pérdida o de extrañamiento que provoca el vivir día a día en un universo cada vez más caótico. Dave Eggers consigue en Un holograma para el rey trazar un mapa de ese desconcierto gracias a una historia que puede parecer banal, pero que encierra muchas de las claves para comprender por qué nos sentimos tan perdidos en un entorno cambiante.

Un holograma para el rey cuenta el viaje de Alan, un cincuentón ahogado por las deudas, a Arabia Saudita para presentar ante el monarca un sistema de tecnologías de la información que puede reportar a su empresa pingües beneficios. Junto a un equipo de jovencitos tecnólogos y despreocupados, Alan se presenta en la ciudad de Yida dispuesto a triunfar ante lo que considera que puede ser su última oportunidad de hacer algo bien en su vida; repasando todos los errores e infortunios pasados, el protagonista espera durante días la aparición del rey, que parece que nunca llegará. En ese tiempo Alan descubrirá cosas acerca del país en el que se encuentra, de la gente en general y de sí mismo en particular: cosas que harán que su percepción acerca de todo cambie.

En principio, podría parecer que estamos ante una novela de autodescubrimiento, una suerte de texto de formación que nos conduce a través del periplo del personaje hacia un mayor entendimiento de lo que le rodea. Y aunque en cierto modo es así, la verdad es que la obra es casi un recorrido inverso: Alan desaprende cosas, pone en cuestión ideas que tenía muy asentadas y acaba su historia con más interrogantes de los que tenía al principio. Eggers nos muestra a un personaje frágil, pero no por su carácter, sino por la situación y el entorno en los que se encuentra; elementos, por tanto, que podrían aplicarse a cualquiera de nosotros. Alan no es un personaje débil o perdido en un sentido tradicional, sino un ser humano al que la vorágine de la sociedad globalizada y capitalista que padecemos ha convertido en un títere, en una mera herramienta.

La grandeza de esta novela estriba en su capacidad para mostrar el desmoronamiento de convicciones, metas, certezas o esperanzas sin que apenas nos demos cuenta: así, el caos que impera en un mundo regido por hipótesis neoliberales se impone a la escasa cordura que puede emanar de las relaciones personales. Alan busca en otras personas algo que le permita esclarecer su confusión, aferrarse a elementos tangibles que logren estabilizar su vida. Sin embargo, a medida que pasan las páginas nos damos cuenta de que es un empeño imposible: el holograma que se le presenta a un monarca que apenas hace acto de presencia durante unos minutos es la metáfora perfecta de una sociedad dominada por la apariencia, la tecnofilia y la superficialidad.

Un holograma para el rey es una novela de mimbres sencillos, con una narración que avanza de forma comedida, pero que en sus entresijos introduce de manera sutil cuestiones profundas que nos llevan a la reflexión. Una novela, en resumen, que merece la pena leer con detenimiento.

1 Comentario

  1. Casi diría que mas interesante tu comentario que el libro. La he leído sin grandes perspectivas ya que el autor no está entre mis preferidos pero desde luego ha sido entretenida y agradable sin más. Es esa sencillez tal vez lo que me ha despistado. Pero en cualquier caso no he salido de ella sin un par de reflexiones interesantes y eso ya es mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here