La desmovilización general – Pablo López Calle

2
1770

La desmovilización general - Pablo López CalleEn este libro se estudia la labor de los sindicatos dentro de un conjunto de sectores laborales representativos en la Comunidad de Madrid. Lo que en términos económico-políticos se conoce como un proceso de terciarización de la economía que ha conducido hacia una mejora en las condiciones de trabajo, en la realidad cotidiana es sólo un maquillaje para esconder una tendencia acusada hacia la precarización del empleo, la reducción salarial, la disminución de garantías laborales y el empeoramiento de las condiciones de trabajo. La acción que los sindicatos habían ejercido en el pasado casi ha desaparecido debido a diferentes factores, dejando a los trabajadores a merced de una economía feroz y sin escrúpulos.

“La desmovilización general” se centra en las causas que han llevado a que la negociación sindical haya desaparecido por completo del entorno laboral. Y comienza examinando el desarrollo que ha tenido el trabajo en los últimos años. El estudio habla de un concepto llamado «reorganización productiva»; este concepto, que ha influido notablemente en el auge del modelo económico estudiado en el libro (el de la Comunidad de Madrid; más en concreto, el sector servicios), se basa en una serie de actuaciones que debilitan la influencia del trabajador (y, sobre todo, del sindicato) en el proceso de trabajo y en la degradación progresiva de las condiciones laborales. En pocas palabras, la reorganización productiva pasa por: a) la externalización de todas las actividades industriales de escaso valor; b) el abaratamiento legal de los costes laborales, lo que se traduce en un claro desdén por la cualificación de los trabajadores y en un incremento de la rotación laboral (lo cual implica salarios más bajos); y c) la externalización ya citada provoca una fragmentación de los procesos de producción, dando lugar a la aparición de empresas subcontratistas que contribuyen aún más a la precariedad del empleo.

En palabras más claras, de lo que se trata es de desmontar (desde la empresa, pero con la connivencia de la administración) la regulación del mercado de trabajo. Las empresas dejan de contratar a trabajadores para ejercer funciones que antes se desempeñaban dentro de la organización; esas funciones son ejercidas, entonces, por trabajadores que no están formados para ello, lo que quiere decir que cobrarán mucho menos que un trabajador cualificado (a los que se despide, se deja de lado o se rechaza) y que su permanencia en el puesto será menor, cuando no efímera; la aprobación de leyes laborales leoninas abarata el despido, otorga facilidades a la empresa para flexibilizar los horarios de trabajo y restringe la capacidad de réplica y protesta de los trabajadores. Como es obvio, los sindicatos también se ven maniatados por todo este proceso que se ha venido fraguando desde finales de los años ochenta del siglo XX, aunque el libro no elude la crítica y también apunta a la actitud descuidada y negligente que han tenido a lo largo de este tiempo; preocupados en mantener ciertos derechos para trabajadores de generaciones anteriores y desatentos a la hora de entender la regularización que se llevaba a cabo, los sindicatos se han mostrado ineficaces para mejorar la calidad del trabajo de millones de nuevos aspirantes. Esto ha generado una desconfianza y una falta de fe que se ve reflejada en el cada vez más bajo número de afiliados y en la ausencia de sindicalistas jóvenes.

El libro no bucea en las soluciones, sino en presentar el problema a través de datos (muy engorrosos, por cierto) y de entrevistas a unas cuantas personas involucradas: sindicalistas, trabajadores y empresarios. No hay que olvidar que los trabajadores son personas: con vidas, con sueños y con necesidades; lo que revela este libro, con todas sus cifras y sus teorías, es que el concepto de trabajo se manipula tanto desde las empresas como desde la administración para ajustarse a los intereses de unos pocos. Y el resultado es una generación (la primera de muchas, me temo) de trabajadores mal formados, incapacitados para ejercer sus derechos, faltos de recursos y ambición, desmotivados y con sueldos miserables. Muy esperanzador.

2 Comentarios

  1. No sé si es la vía, pero me gustaría saber dónde puedo adquirir este libro. Entré a las páginas de Fnac, Fuentetaja, Casa del Libro, Corteingles y no lo tienen

    Si saben donde conseguirlo, se los agradezco

    Saludos

  2. la verdad es que…independiente que sea este u otro libro el comentado…quiero felicitarte y felicitar a todos los que se enamoran de las letras y promueven la lectura…¡arriba!…y gracias…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here