Nueve cuentos – J. D. Salinger

11
4112

Nueve cuentos - J. D. SalingerJ.D. Salinger publicó “Nueve Cuentos” entre su gran éxito “El Guardián entre el Centeno” y su tercer y último libro, “Franny & Zooey”. Como en ellos, también en esta colección de relatos el autor se interesa por sus temas preferidos: la infancia, la inteligencia, la educación, las convenciones socioculturales.

En “Nueve Cuentos” hay, por supuesto, nueve historias. La mayoría tiene como protagonista, o al menos como comparsa, a algún niño o adolescente, personajes que a Salinger siempre le dan mucho juego. Marcado también por la reciente Segunda Guerra Mundial (el libro se publicó en 1948), algunas de las historias hablan de combatientes de esa contienda, de sus ánimos y sus trágicos destinos. Por ejemplo, el primero de los cuentos del libro, ‘Un día perfecto para el pez plátano’, para mi gusto el mejor de todos, donde esa frustración de la guerra y la locura que provoca se ven reflejadas en una narración preciosa, matizada por la mirada inocente de una niña.

También otro cuento, ‘El tío Wiggily en Connecticut’, retoma el tema de la guerra, esta vez desde la óptica de una mujer que perdió a su novio durante el conflicto. Se ceba Salinger en esa clase aburguesada y snob que surgió en los años cuarenta, criticando (de modo hermoso y sutil) su frivolidad y su ignorancia.

El desamor visto a través de los ojos de un niño es el tema de ‘El hombre que ríe’, una historia que recuerda a “El Guardián entre el Centeno” por su protagonista y por el tono con el que está contada. Una vez más, el autor demuestra una especial empatía con los sentimientos de los niños y una habilidad especial para describir el mundo con otra mirada.

Algo que está muy presente en el relato ‘En el bote’, una narración muy bella, muy breve, en la que Salinger da el do de pecho en cuanto al tratamiento de los sentimientos infantiles. La relación mágica y única que se establece entre un hijo y una madre trasciende todo tipo de barreras y convencionalismos.

Por último, para no aburrir, cito un cuento titulado ‘Linda boquita y verdes mis ojos’, en el que el amor, el enamoramiento, se trata con una sencillez deslumbrante, dejando caer al mismo tiempo una elegante reflexión sobre la inteligencia y lo que supone, esa sensación que flota siempre sobre los textos de Salinger, en los que parece que la educación convencional constriñe a la gente y priva de una percepción más inocente y natural del mundo que nos rodea.

En general, el nivel de los cuentos es bastante alto, aunque se nota cierta repetición en el uso de los recursos literarios (Salinger abusa del diálogo y de ciertos personajes arquetípicos). No creo que alcance la altura de “El Guardián entre el Centeno”, pero las historias son un buen acercamiento a ese universo particular del autor.

11 Comentarios

  1. Que tal, estoy leyendo los nueve cuentos, de los cuales me faltan tres. Creo que, de los cuentos mencionados, al autor de la crítica le faltó añadir “Teddy”. Soy escritor aficionado y también maestro de escuela. Éste cuento propició bastantes reflexiones en los campos donde me muevo: por una parte, Salinger me reveló que algo importante en la literatura es alzar la vista sobre esos territorios poco explorados, pues se escribe demasiado sobre, por ejemplo, persecuciones detectivescas que conducen a algo revelador, como que Jesucristo era humano y esas cosas; ¿pero a quien coños se le ocurre escribir ficción sobre niños superdotados? Por otra parte, pensé en como a veces, el medio puede estar muy por debajo del individuo, ocasionando la ofuscación de éste. Me acordé de algo que me platicaba mi novia sobre su sobrina, que es bantante intiligente, pero que tuvo la mala suerte de tener padres irresponsables. Su padres la llevan a la escuela cuando les da la gana, y a veces no se acuerdan de darle de comer. Pese a ello, la niña es de esos niños adultos, tipo Teddy, cuya inteligencia está muy por encima de sus padres. Bastante interesante la aportación del autor de la crítica sobre la obsesión de Salinger por el mundo de los niños. Saludos.

  2. el mejor de todos es el primero “Un dia perfecto para el pez
    Platano”. El mejor! Aunq todavia no lei “el guardian entre el centeno”
    Lo voy a leer, q este ultimo por una extrana razon, el asesino de Lennon
    Lo leyo muchas veces.

  3. Tengo un recuerdo algo frustante de este libro, tuve la ocurrencia de intentar leerlo en inglés, y el combaté me costó al menos dos asaltos. La primera vez me tiró a la loma, por el tono de “El guardian entre el centeno”, pensé que iba a ser fácil de leer en Original version, pero la verdad es que Salinger no usa en ocasiones las palabras más convencionales en inglés para decir las cosas, y su narración es a veces bastante sutil y si pierdes ciertos matices corres el riesgo de perder parte del sentido.
    Aún así lo conseguí, y por cierto yo también opino que el primer cuento “”A Perfect Day for Bananafish”, es magnífico.

  4. …Gracias por las gracias… Como pueden comprobar estamos empezando con esta historia de los blogs. Para nosotros los bibliotecarios, es una herramienta muy válida para difundir este actividad de compartir lecturas a los navegantes de la red. LLevamos funcionando de forma analógica unos tres años aprox; de momento en el blog nos dedicamos a seleccionar críticas de toda índole, sin meternos, de momento, en valoraciones concretas,aunque sí que en el futuro queremos llevar nuestros puntos de vista a lo incluído en el dossier…
    Queremos que existan la mayor diversidad en los enfoques que se dan en la red, desde los grandes rotativos; llámase El País, El Mundo, hasta el mundo del blog y las bitácoras literarias…éstos últimos muy recomendables, por la frescura y el rigor, como no, de las opiniones expresadas…Se acercan más y de una forma más directa al lector, y van más acorde con nuestras tertulias en el club.
    Quiero que sepan que siempre hemos recurrido a ustedes, y que lo vamos a seguir haciendo, al tiempo que nos encantaría que sus comentarios sigan figurando en nuestros foros. Muchas gracias.

  5. Le agradezco su visita. Me gusta la idea de su Blog. Volveré de visita si me lo permite.

    Tengo que comentarle que por algún motivo que desconozco se me borraron los últimos comentarios en mi Blog, como también los recibo por mail, me permití volver a publicar el suyo bajo su nombre. Únicamente que no aparece su dirección URL, así que si quiere volver a pasarse para que conste, será un placer recibirl@ de nuevo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here