Pasenow o el romanticismo – Hermann Broch

4
1935

Pasenow o el romanticismo - Hermann Broch«Pasenow o el romanticismo» es el primero de los libros que componen la trilogía Los sonámbulos, escrita entre 1930 y 1932 por Hermann Broch. Estos libros presentan, a lo largo de sus páginas, un retrato ácido y tenso acerca de la evolución de la Europa de finales del siglo XIX y comienzos del XX, de las vicisitudes de la revolución industrial que se imponía y de la que Broch, en su faceta de ingeniero, era buen conocedor.

En esta primera novela el protagonista es Joachim von Pasenow, segundo hijo de un aristocrático potentado alemán; distinguido militar, sin embargo su conducta se rige por la ociosidad y la inseguridad, que le atenazan y le impiden cuestionarse la validez de su forma de vida en un fin de siglo tan vertiginoso. Su uniforme le dota de un escudo frente a los cambios incesantes que se desatan a su alrededor, cuyo exponente perfecto es un antiguo compañero de regimiento, Eduard von Bertrand, dedicado a los negocios y con una peculiar habilidad para desenvolverse en esa Alemania boyante y dinámica en la que ambos viven. Joachim se enamora de una cabaretera checa, Ruzena, que le abre las puertas a una existencia sensual, casi transgresora en lo tocante a sus rígidas normas morales; por desgracia, la trágica muerte de su hermano mayor y la posterior decadencia mental de su estricto padre le llevan a cuestionarse su comportamiento y los pasos que dará en el futuro. Su incipiente compromiso con Elisabeth, hija de unos ricos hacendados vecinos de su familia, puede reconducir su vida hacia derroteros más tradicionales. Sin embargo, la influencia de su amigo Bertrand será determinante en la toma de sus decisiones, y podría variar algunos destinos…

Uno se ha acordado mucho, mientras leía este libro, de Döblin y su «Berlín Alexanderplatz»; el estilo de Broch es más clásico, pero ese sentimiento de cambio, de inadecuación a los vaivenes de la vida, también está presente en «Pasenow o el romanticismo». La figura de Joachim, insegura hasta lo inverosímil, es realmente cautivadora. La escritura de Broch es bella, intensa, sugerente, evocadora, pero su capacidad para la crítica apenas insinuada es magistral; se impone una atención mayúscula para comprender que lo que, superficialmente, puede parecer una historia de amor y convencionalismos, es una sátira feroz contra una clase que se aferraba a sus principios y privilegios para no desaparecer, pero también (aunque eso se desarrollará más en las otras dos novelas) contra un optimismo naif que se desplegaba por doquier. Las escenas en las que Bertrand expone sus ideales son inteligentes y agudas, quizá las más conseguidas del libro por la coherencia y belleza de su discurso, reflejando así las corrientes que se agitaban en la Alemania de finales del XIX.

En suma, un libro espléndido, de un estilo excepcional, que cualquier aficionado a la literatura debiera leer. Uno ya está embarcado en «Esch o la anarquía», la segunda parte, sin apenas haber soltado ésta. Pronto hablaremos de ella.

Más de Hermann Broch:

4 Comentarios

  1. Recomiendo Los Inocentes, es la única novela que he leído de Broch y me pareció genial, pues es realmente, un poema repleto de humanidad, un poema con una estructura narrativa que al principio se me complicó pero que después logré encajar en ella perfectamente, eso se debe a que es una novela que nació de varios cuentos que tiempo después Broch unificaría con la ayuda de otros relatos. Trta sobre la Alemania que permitió el asenso de Hitler al poder. Lastima que al parecer Broch no sea tan leído.

  2. Comenze con el tercer libro de Broch y me parece una obra maestra necesitaba una lectura inmensa en escenarios cerebrales y con astucia dialectica para desembocar un antro intelectual que emerge con ganas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here