¿Por qué se cayó todo y no se ha hundido nada? – Juan Torres López

3
7422

¿Otro libro que habla sobre la crisis, los bancos y los especuladores? Seguro que algunos pensarán esto, o algo parecido, o bien pensarán que en una web de reseñas literarias tiene escasa cabida un ensayo económico de estas características. Pero, si me permiten una breve reflexión inicial, en estos tiempos que corren es necesario no sólo bucear en las grandes obras narrativas (que, huelga decirlo, apelan a lo mejor -a veces a lo peor- de nosotros como seres humanos), sino también en los libros que pueden aportarnos información para comprender un mundo cambiante, complejo y vasto. Hoy más que nunca debemos ser ciudadanos instruidos, inteligentes y abiertos, con conocimientos suficientes para entender lo que ocurre a nuestro alrededor y así poder actuar en consonancia.

Dicho esto, ¿Por qué se cayó todo y no se ha hundido nada? es un tratado que profundiza en las causas que provocaron el hundimiento de entidades financieras y cuyas consecuencias sufrimos y sufriremos durante bastante tiempo. De manera exhaustiva, pero clara, Juan Torres López analiza las estrategias bancarias de los especuladores financieros y ofrece una explicación sencilla de por qué las cosas pudieron llegar hasta extremos tan catastróficos.

Lo que importa de este libro es la cantidad de datos reveladores que ofrece y los perfiles humanos tan poco agradables que dibuja. Por ejemplo, expone los comportamientos de banqueros y políticos sin tapujos, mostrando a las claras de qué son capaces y cómo pueden dejar morir de hambre a millones de personas con sus cambios de paradigma inversor; o cómo fuerzas políticas en teoría enfrentadas se ponen de acuerdo para salvar a un ilustre banquero que falseó operaciones y transacciones ante la Hacienda pública.

Además, Torres también indaga acerca de las causas sociales o culturales que pueden haber propiciado que una crisis de estas características haya tenido lugar. El indivualismo feroz que se ha venido imponiendo en los últimos años y el cultivo de una ciudadanía pasiva, que no reacciona ante ninguna amenaza, aparte del hecho de que el dinero se haya tornado el elemento central de muchas vidas, hacen que la claudicación del Estado ante el Capital haya pasado desapercibida y nos encontremos maniatados ante poderes que, supuestamente, deberían representar y velar por la mayoría.

Por eso, la respuesta de las autoridades ante la crisis de las hipotecas basura y a la explosión de la deuda que ha venido después es también la expresión de que al mismo tiempo está en crisis la propia democracia, si es que ésta ha existido alguna vez o ha podido ser compatible con el capitalismo.

Quizá una de las reflexiones más interesantes (y las hay a docenas) sea la que pone punto final al ensayo. Juan Torres admite que el fracaso del sistema financiero y del capitalismo es sólo una parte de la ecuación; hay otro fracaso que se carga sobre sus espaldas y es el de las izquierdas y los movimientos sociopolíticos alternativos, que no han sabido (y podido, añadiría yo) explicar a la ciudadanía lo que había detrás de la crisis. El autor asume que hace falta un proyecto de vida atractivo para “civilizar” a la gente, algo que brilla por su ausencia en el discurso teórico de la izquierda desde hace años. Y es que, como se cita en el libro, «torturar cuerpos es menos efectivo que modelar mentes», una máxima que el neoliberalismo ha aprendido y aplicado con una eficacia desoladora. Los sujetos perciben los problemas como asuntos personales que sólo pueden resolver en la intimidad, cuando la realidad es que esos problemas (generados, no lo olvidemos, por una minoría de personas privilegiadas) son asuntos sociales, colectivos, que pueden y deben resolverse con la agrupación de fuerzas, ideas e inteligencias. Para Torres, los movimientos alternativos deben acercarse a la gente y «susurrarles al oído», y no sólo ofrecer vagas utopías futuras, ya que el capitalismo ha actuado sobre el sistema de mediación social, por lo que es ahí donde debe actuarse.

Las soluciones, como siempre, pasan por nuestras manos: por movilizarnos, por protestar, por no quedarnos quietos. También (como decía al comienzo) por instruirnos, por saber, por despegarnos de unos medios de comunicación intoxicados, al servicio del capital y del poder. Pueden empezar por descargarse este libro, que está a disposición de cualquiera en este enlace.

El próximo movimiento nos toca a nosotros. Espero, de verdad, que sea contundente.

Más información sobre el libro y otros asuntos: ATTAC

Más de Juan Torres:

3 Comentarios

  1. Excelente y oportuno post sobre un libro también excelente y oportuno.
    Opino que es un acierto incluir libros de Economía o que versen sobre otras ciencias en una bitácora dedicada a los libros; a la postre, los libros también “transportan” conocimientos, no sólo literatura.
    Saludos.

  2. Gracias por esta reseña. Soy una gran ignorante en cuestiones económicas (y en otras) y este libro puede serme de gran ayuda para entender lo que nos está pasando…
    Un saludo,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here