Relatos – Thomas Bernhard

2
1880

Relatos - Thomas BernhardLos seis relatos que componen esta breve antología de Thomas Bernhard pueden ser un excelente primer acercamiento a la prosa del austriaco: su peculiar narrativa, ese atmósfera asfixiante que trasciende el texto y llega hasta el lector y, sobre todo, esa idea esencial, siempre presente, del hombre como un ser aislado, solo hasta la locura, marginado por la sociedad que él mismo ha construido, expulsado por su propia mano a un mundo hostil.

Para expresar esa idea se sirve el autor de personajes esquizoides, seres marginados por su propia mano de la sociedad, casi siempre intelectuales a los que el estudio ha acabado por conducir al límite de la locura, pero apuntando a la idea de que el estudio les ha permitido comprender lo horrible de una realidad que parece ocultarse al resto.

Pocas veces el estilo y la idea adquieren una unidad tan perfecta como en la narrativa de Bernhard. Su prosa es densa, reiterativa, hermética, inquietante, claustrofóbica, ideal para expresar esa sensación de absoluta enajenación que sufre el ser humano contemporáneo. Enajenación en cuanto se ha exiliado de la Naturaleza, que era su medio, quemando las naves que le permitirían volver a ella, de manera que ahora se siente un extraño donde quiera que esté. Enajenación en cuanto que le resulta imposible comunicarse con el resto de los hombres, perdida la capacidad de empatía por los refinamientos de una cultura que resulta artificial, impuesta a la verdadera esencia del ser humano. Y, finalmente, enajenación también por las obsesiones, muchas veces pueriles, que el ser humano alimenta, síntoma de dolencias mucho más profundas.

De esas obsesiones que aparentan ser psicológicas pero que, realmente, camuflan padecimientos morales, tratan ‘La gorra’ y ‘Watten’. En el primero, un joven se dedica a buscar al propietario de una gorra que ha encontrado en la calle; en el segundo el watten, un juego de cartas, parece ser el eje de la vida del protagonista, lo mismo cuando jugaba a él, que cuando dejó de hacerlo. Pero en ambos casos, esa obsesión por algo en apariencia irrelevante, no es sino la excusa para presentar una visión descarnada y desesperanzada de una realidad que el hombre siente casi siempre adversa. La gorra y el watten aparecen como una representación de los intentos infructuosos del ser humano por establecer un contacto con sus semejantes.

Precisamente, el abismo que separa al resto de la humanidad del hombre que ha abierto los ojos a la materialidad de un entorno adverso, queda plasmado en ‘Midland en Stilfs’. Midland es un inglés que actúa como único contacto entre los habitantes de Stilfs y el mundo exterior; pero es, al mismo tiempo, el hombre que aún no ha abierto los ojos y para el que, por tanto, es aún todo posible: cree, luego puede interactuar con una realidad que todavía se muestra halagüeña para con él. Por su parte, los moradores de Stilfs en su aislamiento, son la imagen de quienes se han separado del grupo, al que ya no les es dado reincorporarse; y Midland causa en ellos sentimientos encontrados como envidia y compasión.

Tal vez lo más brillante de las obras de Bernhard, cuya esencia encontramos de una pieza en los relatos de esta antología, es su capacidad para hacernos creer que esos seres atormentados que las pueblan, que a primera vista podrían tomarse por alienados, son precisamente seres normales. Los demás, nosotros, los felices y cuerdos, somos precisamente los alienados.

Más de Thomas Bernhard:

2 Comentarios

  1. “Motivo y variación sobre el fortuito encuentro con Thomas Bernhard“ (ISBN: 978-1-4092-1550-9) es un cuadro teatral de Fernando Prats basado libremente en los siguientes textos de Thomas Bernhard:
    “En las alturas” (1959) Anagrama (1989)
    “Sí” (1978) Anagrama (1985)
    “Extinción” (1986) Alfaguara (1992)
    “El sobrino de Wittgenstein” (1982) Anagrama (1988)

    Edición bilingüe (español-english).

    Pedir en papel o descargar gratis:
    http://fernandoprats.com/es/2009/07/motivo-y-variacion-sobre-el-fortuito-encuentro-con-thomas-bernhard-by-prats/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here