Relojes de hueso – David Mitchell

1
1049

Relojes de hueso - David Mitchell
En la mejor tradición de la fantasía británica que encabeza Neil Gaiman, David Mitchell nos regala con Relojes de hueso una de esas historias que, más allá de sus virtudes literarias, consigue atraparnos con la magia de la ilusión. Aunando los recursos de una narración típicamente fantástica con los de una trama introspectiva, el autor logra ese hito tan complejo como es el de llevarnos sin aliento de la primera página a la última, brindando la oportunidad de disfrutar casi sin darnos cuenta de uno de esos cuentos que nos fascinan con la poderosa fuerza de los primeros relatos de la infancia. Si, además, añadimos a esto la habilidad del escritor inglés para insertar en esa trama tan imaginativa elementos de crítica social o de psicología de personajes, estamos ante una obra que trasciende su etiqueta de género para convertirse en un libro que bucea en los entresijos del alma humana con una lucidez que no está reñida con la emoción.

Relojes de hueso narra la vida de Holly Sykes desde su temprana adolescencia en una pequeña ciudad del sur de Inglaterra hasta su vejez, retirada en la casa de su familia en Irlanda. Pero la vida de Holly Sykes no tiene nada de mundano: desde pequeña se ve acosada por unas visiones que la confunden y de las que solo se librará mediante la intervención de un doctor oriental; su hermano pequeño, Jacko, desaparecerá en extrañas circunstancias durante la huída de Holly por una discusión familiar; y algunas de las personas con las que traba contacto no son en absoluto tan normales como ella supone… Sin entrar en detalles para no revelar partes importantes del argumento, la vida de la protagonista se verá marcada por esas premoniciones y un grupo de personajes que distan mucho de ser simples compañeros de su viaje. La magia, el amor, la venganza, la ambición, la envidia y la lealtad serán las acompañantes de Holly a lo largo de una vida plagada de sucesos extraordinarios.

Mitchell nos embarca casi desde el principio en una historia que siembra de acertijos y misterios las páginas, atrapándonos con su hechizo. La maestría del escritor para entrelazar la trama principal —la vida de la protagonista, que evoluciona desde ser una joven caprichosa e impulsiva hasta convertirse en una mujer prudente y sabia— con las secundarias es notable; asimismo, los elementos fantásticos, si bien decisivos en el desarrollo de la obra, no son determinantes en el plano artístico/literario: Relojes de hueso es una novela fantástica, qué duda cabe, pero la narración pone el acento en la protagonista antes que en los hechos imaginarios.

Y es que Holly Sykes, aparte de un personaje que da pie a una historia de magia y fantasía, es un carácter complejo y bien trabajado que ofrece al lector la posibilidad de adentrarse en su existencia con todos sus dobleces, miedos y complejidades. A través de las diferentes partes de la novela, cada una cubriendo una etapa de la vida de la protagonista, iremos siendo testigos de una evolución narrada con sutileza: la Holly impulsiva del comienzo va perdiendo pasión con el paso del tiempo, pero va ganando inteligencia y templanza; algo que también se aprecia en algunos de los personajes secundarios, que sirven de excelente contrapunto (o apoyo) a las vicisitudes de la protagonista. El autor consigue que lo más importante de la obra no sea el envoltorio (plagado de aventuras, luchas, giros inesperados y sorpresas), sino esa constante transformación de la joven: siempre frágil, Holly Sykes muestra el valor de una especie —la nuestra— capaz de los mayores logros, pero también de los mayores errores.

Exceptuando el quinto capítulo, dedicado casi por completo a la conclusión de la trama fantástica que da forma al libro, el resto de partes se centran casi por entero en mostrar la psicología de unos personajes que, si bien embarcados en diferentes proyectos, tienen en común la pasión por la vida y el miedo a la incertidumbre. Y valga como muestra el tercer capítulo, en el que el marido de Holly, Ed, rememora su estancia como reportero en el Irak ocupado por la coalición internacional durante la primera década del siglo; unas páginas emocionantes, vívidas y humanas como pocas, sin rastro alguno de elementos fantásticos, pero sin las cuales sería imposible entender ese todo que es la vida: la de Holly Sykes… y las nuestras.

Relojes de hueso es una magnífica obra que va mucho más allá de un género o etiqueta. Es una de esas novelas que merecen la pena por la pasión que despiertan, por la ilusión con la que se leen y por el hermoso trasfondo que atesoran. La escritura de David Mitchell es sencilla, poco dada a la floritura, pero muy perspicaz cuando se trata de mostrar estados de ánimo o describir procesos mentales. Incluso para los que no gusten de la fantasía es una lectura sorprendente, en la cual merece la pena sumergirse.

Más de David Mitchell:

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here