En deuda – David Graeber

1
1535

En deuda - David GraeberEl subtítulo de este ensayo, «Una historia alternativa de la economía», ya nos puede indicar cuáles son las intenciones del autor a la hora de escribirlo. David Graeber, de hecho, es en realidad doctor en Antropología, por lo que su acercamiento a esta historia de la disciplina económica se aborda desde una óptica más humana, apegada a las realidades sociales y culturales. Lo que el autor trata de poner en claro es la relación que existe entre el hombre y el dinero, mostrando con numerosos ejemplos y con un vistazo a la historia que la susodicha relación no siempre ha sido tal y como lo conocemos.

Fundamentalmente, lo que Graeber quiere hacer es derribar el mito del dinero como elemento necesario para hacer funcionar la economía. Más allá de la evidente existencia de métodos alternativos (como el trueque, del cual se habla largo y tendido en el libro, si bien desmontando algunos tópicos que todos tenemos acerca del mismo), lo que el antropólogo nos señala es la curiosa forma que hemos tenido de convertir el dinero en un pilar social. La sempiterna cuestión del valor y el precio de las cosas se afronta aquí con una perspectiva metodológica seria, inteligente y muy elaborada. «El valor de una unidad de moneda no es la medida del valor de un objeto, sino el valor de la confianza que se tiene en otros seres humanos», comienza afirmando Graeber; y en esta frase se sustenta buena parte de las disquisiciones posteriores, ya que lo que se pretende ilustrar es la ilusoria creencia de que el dinero puede actuar como elemento de cohesión entre personas. Para ello nada mejor que los primeros compases del texto, en los que el autor hace una reflexión acerca del concepto de deuda y su aplicación al sistema económico actual.
Graeber nos muestra, a través de numerosos ejemplos antropológicos y de una cuidadosa argumentación, que la deuda es un concepto vaporoso, que se aplica de forma injusta y cuya resolución en absoluto debe darse por sentada. La deuda presupone un estatus de igualdad entre personas; lo que en realidad ocurre es que, al prestar algo a otro, lo ponemos en una situación de “inferioridad”: sólo al restaurar la deuda se puede retornar al estado original y, por lo tanto, restablecer la posición de los individuos implicados en la transacción. «Una deuda […] es sólo un intercambio que no se ha completado.» De ahí que, por deducción, no haya deudas impagables, sino que simplemente se puede tardar más o menos en restaurar el equilibrio.

Por ello el autor nos muestra que el dinero empleado en otros tiempos y otras sociedades no generaba necesariamente relaciones de deuda. Graeber nos muestra ejemplos en los que el “dinero primitivo” servía para crear y organizar relaciones sociales, y no para comprar o vender objetos. Incluso las deudas que se pudieran contraer con otros tipos de moneda o de intercambios no eran onerosas per se; la deuda establecía un vínculo entre personas que no había de resolverse con violencia o exclusión, sino que generaban cohesión social entre miembros de una misma comunidad. Sólo en la Edad Moderna, y con el nacimiento de una economía de corte capitalista, se comenzó a ver la deuda como algo peligroso y a evitar, e incluso comenzó a adquirir connotaciones vejatorias (ya que nadie quiere deber nada a nadie). De hecho, y como el autor revela en los últimos capítulos del libro, la economía moderna se ha elaborado para tejer redes que provoquen la continua necesidad del individuo: hoy día, nos dice, «para poder conseguir una vida que vaya más allá de la mera supervivencia uno ha de endeudarse».

En suma, se puede afirmar que En deuda es un ensayo sólido, enjundioso y bien estructurado, que puede interesar a cualquier neófito en el tema económico y que, además, ofrece una mirada peculiar acerca de muchas creencias que damos por supuestas y que no son tales.

Más de David Graeber:

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here