Xingú – Edith Wharton

0
1310

Xingú - Edith WhartonSi hay algo que caracterice la escritura de Edith Wharton es, sin duda, su capacidad para reflejar el comportamiento de la sociedad. Si en algunas de sus novelas esto se aplica para mostrar el cambio de paradigma social que se produjo durante los primeros años del siglo XX, en Xingú lo que tenemos es un retrato descarnado de unas cuantas personas que se consideran superiores al resto (sin importar el momento; de ahí que el relato se constituya como atemporal y tenga tanta vigencia hoy como en el momento de su publicación). La escritora estadounidense pone en solfa las convenciones de un grupo de mujeres que utiliza la cultura como un arma para «elevarse» por encima de sus contemporáneos; la crítica no va sólo dirigida contra un tipo de personas, sino también contra aquellos que se consideran parte de una élite sin motivo alguno.

Xingú relata la velada que un grupo de mujeres realiza en la casa de una de ellas para agasajar a una escritora que visita su población. El Club del Almuerzo, como se dan en llamar, se reúne para debatir sobre literatura y otros temas culturales, y aprovechan la ocasión de que la célebre autora realce uno de sus encuentros. No obstante, experimentan una gran sorpresa cuando Osric Dane, la escritora a la que pretenden epatar con su clase y distinción, se muestra distante y poco menos que las desprecia. Sólo una de ellas, la señora Roby, algo apocada y de opiniones «poco firmes», se atreverá a plantar cara a la ilustre invitada… con inesperadas consecuencias.

Ya el inicio del relato nos da una idea de la intención de su autora, cáustica como pocas y con un afilado ingenio:

La señora Ballinger pertenece a esa categoría de damas que persigue la Cultura en cuadrillas, como si fuera peligroso encontrársela a solas. A tal fin, fundó el Club del Almuerzo, una sociedad integrada por ella misma y por otras indómitas cazadoras de la erudición.

Así es el Club del Almuerzo: un exquisito grupo de mujeres que «persiguen» la cultura, pero sólo con el propósito de diferenciarse del resto, de marcar una diferencia con las personas que las rodean y conseguir una pátina de distinción que, quizá, no podrían tener de otra manera. Al avanzar en la lectura pronto nos damos cuenta de que ese afán cultural es sólo una pose: la señora Ballinger, como el resto, es en realidad una matriarca vanidosa, una mujer pagada de sí misma cuyo único fin es rodearse de admiradores que reconozcan su (supuesta) superioridad moral. El resto de integrantes, claro está, no es mucho mejor; con la posible excepción de la señora Roby, una dama cuya sinceridad hace que cuestione involuntariamente todo lo que ve, lo cual la enfrenta en varias ocasiones con otros miembros del club. Gracias a sus inocentes comentarios podemos descubrir que, a pesar de considerarse cultas e inteligentes, las damas del Club del Almuerzo no son sino un hatajo de ignorantes que pretenden hacer gala de una erudición que están lejos de poseer.
Por este motivo, la actuación de la señora Roby poniendo en aprietos a la escritora durante la velada es una maniobra tan hilarante como aguda: Wharton muestra sin tapujos la superficialidad de ese ambiente y saca a la luz la inconsistencia intelectual tanto de las damas del club como de la propia escritora. La cultura, parece decirnos la autora, es mucho más que conocer libros y autores, incluso que escribir: la cultura es relacionar conocimientos y admitir la ignorancia, para conseguir llegar a saber más. Algo que, obviamente, casi ninguna de las protagonistas hace.

Xingú es un relato muy ácido, narrado con mano firme y con un sentido de la ironía fino. Pocos escritores habrá capaces de decir tanto en un espacio tan reducido, pero Wharton consigue en esas docenas de páginas crear un retrato de un tipo de persona que trasciende a su tiempo y nos parece tan real hoy como entonces. Una pequeña delicia que, además, viene ilustrado por la siempre pulcra y detallista Sara Morante. Un placer en todos los sentidos.

Más de Edith Wharton:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here