Madame de Treymes – Edith Wharton

0
366

Madame de Treymes - Edith WhartonAunque parezcan inevitables las comparaciones con Henry James, lo cierto es que esta nouvelle de Edith Wharton tiene una manera muy personal de tratar a sus personajes femeninos; una intuición, quizá, o simple habilidad para mostrar deseos y debilidades que no se dan en las novelas del autor nacionalizado británico. Madame de Treymes es más que un retrato certero de una protagonista: es un estudio sensible y sutil acerca de las jerarquías sociales, las diferencias culturales y, sobre todo, las estrategias que las personas urden para lograr sus fines. Un estudio elegante y sensual merced al impecable estilo de la escritora, capaz de recrear con unas pinceladas un ambiente, un lugar o incluso un estado de ánimo.

La historia del libro es sencilla, pero complejamente humana: John Durham, un caballero estadounidense, se reencuentra en París con un amor de juventud, Fanny Frisbee, que está separada de su esposo, el acaudalado marqués de Malrive. Decidido a casarse con ella, John intenta que se divorcie para poder formalizar su relación, pero ella teme la reacción de la rancia familia de su cónyuge, apegados a su religión, a sus estrictas tradiciones y a su observancia de las normas sociales. Solo su cuñada, la enigmática madame de Treymes, parece compadecerse de su situación; Durham cree que la francesa puede decantar la balanza a su favor en las negociaciones con los Malrive, pero la solución a la encrucijada no será tan simple como piensa.

Wharton plantea una trama directa, introduciendo al lector de inmediato en la acción; pronto nos damos cuenta de que lo que está en juego no es el amor de John Durham por Fanny de Malrive, sino el equilibrio de poder entre la pujanza del nuevo mundo (representada por el neoyorquino y sus compatriotas) y las normas sociales del viejo (encarnadas por los Malrive). Y aquí es donde la genialidad de la autora se nos muestra en todo su esplendor y sutileza: las maniobras de Christiane de Malrive para embelesar a John Durham y acceder a la intercesión a su favor son un prodigio de sutileza, genio, manipulación e incluso de seducción. «Durham constató», describe el narrador, «no solo que resultaba bastante más atractiva de lo que en realidad era, sino también que comprendía mucho más de lo que daba a entender.» Wharton crea un personaje de una profundidad asombrosa, sobre todo si tenemos en cuenta la brevedad de la obra: una mujer devastada por su amor y su condición social, pero orgullosa y firme, capaz de convertir su debilidad en un arma y, al tiempo, conmoverse ante la bondad de un hombre como Durham.

La confrontación entre dos formas de ver el mundo (aspecto que, ciertamente, recuerda a Henry James) se atisba casi desde el comienzo, cuando el protagonista masculino recuerda su reencuentro con Fanny y la percepción que tuvo de ella: «seguía siendo la misma, ¡y aun así parecía enigmáticamente cambiada!». La mujer que él conoció en su juventud, espontánea y despreocupada, parece haberse convertido en una persona circunspecta, temerosa de su futuro y de su posición; la propia Christiane de Treymes ofrece esa misma impresión tras su máscara de imperturbabilidad, si bien una y otra mujer representarán en la obra dos facetas bien distintas. La serenidad de ambas parece unirlas de alguna manera, pero en verdad su talante meditativo oculta rasgos contrarios: frente a la preocupación de Fanny por el futuro de su hijo, Christiane mira por el lugar que ocupan los Malrive en una sociedad clasista y rigurosa.

La conclusión de la obra es, en cierta forma, desesperanzada para todos los personajes, aunque la tragedia se desencadene en su interior. La maestría de Wharton se revela en la forma de de tejer ese final triste, aunque sutil en cuanto a la devastación sentimental que ocasiona. Madame de Treymes es, sin duda, una novela corta que condensa lo mejor de la escritora estadounidense y que ofrece al lector una lección maravillosamente dolorosa de la confrontación entre sociedad e ideales.

Más de Edith Wharton:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here